Skip to main content

Benavidez y Mendes cada día más cerca

El equipo Alpha Male siempre fue uno de los mayores productores de contendientes a los títulos de las mínimas divisiones de peso. Dos de ellos, Joseph Benavidez y Chad Mendes, quieren volver a pelear por los cinturones de peso mosca y pluma y tener revancha ante Demetrious Johnsony José Aldo respectivamente.

Mucho se hablaba del gran nivel de lucha y de lo buenos que son sometiendo, más aún
cuando de guillotinas se trata. Pero
siempre había una pequeña discusión en cuanto a su calidad lanzando golpes.
Todos los peleadores, incluyendo a Urijah
Faber
, TJ Dillashaw y Danny Castillo, eran muy intensos pero
les faltaba el toque final para definir los combates de pie antes del límite.

Desde que Duane Ludwig se sumó al equipo parece que todo ha cambiado de repente. Los golpes de puño impactan con otra precisión, se nota que algo
distinto ocurre en los entrenamientos y todos los supieron aprovechar.

Chad Mendes, que perdió su invicto con el
brasileño Aldo, se muestra imparable
desde aquella derrota. Esa noche en Río
de Janeiro
que todos recuerdan que el campeón se tomó de las rejas para
evitar ser derribado y siguió con una rodilla perfecta que terminó con las
expectativas de Mendes.

Desde ese día, Chad peleó en 3 oportunidades
cosechando 3 victorias, las 3 por nocaut y en el primer asalto. Cody McKenzie, Yaotzin Meza y Darren Elkins no pudieron siquiera incomodarlo a un Mendes que ya quiere
volver al ruedo para tener revancha lo más rápido posible.

Por su parte, Joseph Benavidez, hace años que
es el eterno candidato al título mosca.
¿Por qué años? Porque desde sus apariciones en WEC como peso gallo, se creía
que Joseph sería el indicado para llevar el cinturón de una categoría menor. La
posibilidad la recibió luego de noquear brutalmente al japonés Yasuhiro Urushitani, pero luego cayó
por decisión dividida la noche que peleó por el título ante Demetrious Johnson.

Se habló de revancha inmediata, sin embargo
Benavidez se tomó el tiempo necesario para hacer ajustes. Venció por fallo
unánime a Ian McCall y, en su más
reciente presentación, demostró que también sabe golpear al cuerpo noqueando a Darren Uyenoyama. Algo quedó claro: Quiere el cinturón que se le negó la
primera vez.

Siempre
estaré listo
para recibir la posibilidad de pelear por el título. Seré
feliz cuando la obtenga y voy a aprovecharla. Sé que puedo ganar. Aprendí mucho
desde mi derrota y quiero aprovechar esa experiencia”, comenta Joseph cuyo
record profesional es de 17 victorias y
3 derrotas
(las otras dos ante el campeón de peso gallo de UFC Dominick Cruz).

Lo que ambos dejaron muy claro es que han cambiado por completo su forma de
encarar un combate. Si es necesario tomar el centro del octágono y lanzar
golpes, lo hacen sin ningún inconveniente, algo que antes al menos los
incomodaba.

Todo
el Alpha Male ha evolucionado
de la mano de Duane Ludwig.
Combinan mucho mejor sus manos y patean bastante más que antes. Están superando
el límite que parecía habían tocado y todos los demás competidores están
tomando nota.

Si ya eran peligrosos antes, ahora lo son el
doble. Joseph Benavidez y Chad Mendes quieren el título y tienen sed de revancha, al peso mosca le
falta menos que al peso pluma pero al paso que van, ambos van a conseguirla.