Skip to main content

Benavidez: ‘Quiero ser el más grande de los más pequeños’

Dieciséis victorias y tres derrotas es el récord
de uno de los peleadores más rápidos y dinámicos del UFC: Joseph Benavidez

Solamente
dos gladiadores han podido derrotarlo: Dominick Cruz y Demetrious Johnson, dos
campeones. Y aunque ‘Joe Jitsu’ no ha sido campeón tiene los elementos que se
requieren para ostentar un título.

Su último
combate fue en UFC 152 ante
Demetrious Johnson y aunque no se llevó el duelo demostró que la división mosca
está para cosas grandes… aunque sea la división más pequeña de la empresa.
Benavidez goza de un acondicionamiento físico que parece le alcanza para pelear
durante siete rounds sin mostrar algún signo de cansancio; su velocidad en
puños y piernas; y la calidad de sus compañeros de entrenamiento, son solamente
algunas cualidades que puede presumir este peleador.

La primera
pelea titular de la división de las 125 libras en el UFC fue justamente la que
perdió ante ‘Mighty Mouse’ por decisión dividida. Su compromiso para la función
de este sábado 2 de febrero ante Ian McCall es importante si quiere
conseguir una revancha instantánea ante Demetrious. Josep tiene más experiencia
que su rival y su historial de combates incluyen victorias sobre peleadores
como: Miguel Angel Torres, Jeff Curran, Ian Loveland, Eddie Wineland y Yusuhiro
Urushitani.

La
categoría mosca del UFC le vino como anillo al dedo debido a su tamaño. ‘Joe
Jitsu’ está consciente que el público latino es fielmente seguidor de las divisiones
pequeñas gracias a la intensidad de cada duelo. Y él quiere sacar provecho de
eso. “No es muy usual ver un nocaut fulminante en las 125 libras, no imposible,
pero el acondicionamiento físico y la resistencia son elementos que describen
perfectamente estos duelos. Especialmente los aficionados latinoamericanos
disfrutan mucho de estas peleas”, comenta Josep.

El combate
ante Ian McCall, quien no gana desde 2007, será determinante ya que Benavidez
volvería al ojo del huracán como contendiente número 1 al título de Demetrious.
“Estoy ansioso de ser campeón. La pelea ante Johnson fue muy cerrada, la
decisión fue dividida y qué mejor que volver y derrotarlo. Con John Dodson tuvo
un poco de suerte y estoy seguro que cuando vuelva a enfrentarlo lo venceré”.

Aunque su
rival en turno no ha hecho mucho ruido no hay que fiarse, pues sabemos que en
las MMA todo puede pasar. “Primero debo salir y ganar esta pelea, pero la
verdad mi mente está en el título mosca. Es una nueva división y quiero ser un
gran exponente. Esta categoría me va bien porque me siento más cómodo y natural”,
señala Benavidez. “Quiero ser el más grande de los dos pequeños”.

Y así como
la suya es por ahora la división en activo más nueva del UFC, sobre la primera
pelea femenina que será la estelar en UFC 157, Benavidez se mostró entusiasta,
pues ve con buenos ojos que el UFC esté innovando y dando oportunidad a nuevas
divisiones. “Ronda y Liz darán un gran espectáculo. Son unas guerreras y todos
estaremos pendientes de lo que suceda con ellas en el UFC 157”.

Por las
venas de Josep Benavidez corre sangre latina y basta ver el corazón y esfuerzo
que pone en cada combate para augurar un gran destino en esta nueva división
del UFC. Pero, ¿cuál es su pronóstico para la pelea ante Ian McCall? ¡Que
comience ya!