Skip to main content

Barao y McDonald a conquistar Londres

Este 16 de febrero sigue la gran actividad
del UFC de estos primeros dos meses
del año y la acción de se muda a Londres,
al Wembley Arena, para el evento UFC on
FUEL TV 7
. La pelea principal es por el campeonato interino gallo entre el
campeón, el brasileño Renán Barao
(31-1), y el retador, el impresionante joven Michael McDonald (15-1).

La
situación de esta división es compleja, pues el campeón, Dominick Cruz, peleó por última vez en octubre del 2011 y ha estado
alejado del octágono a causa de una
lesión en una de sus rodillas y, tras una recaída, la fecha de su regreso es
incierta.

Esto
obligó al UFC a efectuar un combate
interino entre Barao y Urijah Faber
en julio del año pasado, ganado por el brasileño. La recaída de Cruz es el
motivo por lo que viene una segunda pelea por el cinturón interino de las 135 libras.

Ante
nosotros, tenemos a Barao, que llega con una racha de 30 combates sin perder
desde el 2005, un cinta negra en jiu-jitsu brasileño, decidido a
quedarse en la cima de la división hasta que regrese Cruz.

Su
ascenso en el UFC ha sido lento pero
convincente. En el camino han quedado peleadores de la talla de Faber, Scott Jorgensen y Brad Pickett, entre otros. Nombres que no hacen más que demostrar
la calidad del sudamericano.

McDonald,
por su parte, es un joven de 22 años
que ha tomado la división por asalto y que su última “travesura” fue noquear de
manera espectacular al mexicano Miguel
Torres
en el UFC 145, en abril del 2012. Antes de eso, entre sus víctimas
estuvieron Edwin Figueroa, Alex Soto y Chris Cariaso.

Sin
dudas, la catapulta que lo ha traído hasta este combate del 16 de febrero fue
ese nocaut sobre Torres, el cual fue una obra de arte, un uppercut de derecha
que dejó inconsciente a su rival y desde que lo conectó todos supieron que la
pelea se había acabado.

En su
haber está el hecho de convertirse en el peleador más joven en firmar con Zuffa
(dueña de UFC y del desaparecido WEC) a la edad de 19 años en el 2010. Tal era la promesa que mostraba este joven
californiano que hoy está a las puertas de un campeonato en las 135 libras.

Ambos
son peleadores jóvenes (Barao, 25 años)
de primer nivel que representan a ese grupo de guerreros que llegó al UFC tras la disolución del WEC y que,
sin duda alguna, se han beneficiado de ser parte de la organización líder en
las Artes Marciales Mixtas (MMA por sus
siglas en inglés)
.

La
pregunta que nos hacemos es qué se impondrá en la noche londinense ese 16 de
febrero.

Barao
es excelente en la lona, aunque también trae un muay thai letal, enriquecido al ser compañero de entrenamiento de José Aldo, y con una preparación física
insuperable. Sólo recordemos su combate ante Faber para darnos cuenta de esto
último.

McDonald,
mientras tanto, trae unas manos que derriban a cualquiera, una juventud
contagiosa y una estatura de 5’9”, que casi siempre es superior a sus rivales
en este peso, y un kickboxing de
primer nivel, apoyado en un muy buen jiu-jitsu.

Duelo
de altos quilates en una tierra inglesa que siempre recibe al UFC con los brazos abiertos. Esta es
una pelea de campeonato en lugar donde nació la leyenda de Sherlock Holmes,
pero que ni él mismo podría descifrar al ganador de Barao vs McDonald hasta que se acabe el combate. Así de cerrada
está esta batalla.

Esperemos
un poco y cuando llegue la hora, sentémonos a disfrutar de estos dos guerreros
que vienen por la gloria en peso pluma en el UFC.

Me puedes
seguir en twitter en @vikingomartell.