Skip to main content

Alistair Overeem: Viviendo el ‘sueño americano’

La llegada
de Alistair Overeem al UFC marcó uno
de los momentos más emocionantes para los aficionados a las artes marciales
mixtas (MMA por sus siglas en inglés). El peleador holandés es uno de los más
grandes con 256 libras y no por nada se le conoce como el ‘Demolition Man’. 

Cuando
llegó a la empresa tenía un récord de 35 peleas ganadas: 14 por nocaut, 19 por
sumisión y 2 por decisión; por lo que resulta uno de los peleadores más
completos. Su fuerza y poder es natural al ser un peso completo, pero su
grappling, Muay Thai y kickboxing son espectaculares.

Alistair
venía dispuesto a todo y el público estaba ansioso de ver a la ex estrella de
Strikeforce, K1 y Pride en su debut en el octágono. Su primera pelea para UFC
fue ante Brock Lesnar en UFC 141 el
30 de diciembre de 2011 y ganó por la vía rápida en el primer round. Después,
la lógica nos llevaba a que enfrentaría al campeón de los pesados, Junior Dos
Santos; sin embargo, el panorama no pintó bien. ‘Reem’ dio positivo en la
prueba antidopaje por altos niveles de testosterona y la pelea titular pactada
para el 26 de mayo se fue para atrás.

Tras nueve
largos meses de suspensión volverá al octágono frente a Antonio ‘Bigfoot’ Silva
dentro de las peleas estelares de UFC
156: Aldo vs Edgar
. De ganar tendría un lugar para medirse al monarca de la
división: Cain Velásquez.

El holandés
tiene una racha de 11 triunfos consecutivos. Más de uno imagina que uno de los
deseos de Alistair es motivar a los jóvenes de su país para hacer creer las MMA
y poder traer más talento a las filas del UFC, pero la realidad es muy
distinta: “No hay siquiera un nombre que pueda mencionarte que pudiera tener
futuro. Es triste, pero así es y mucho tiene que ver el clima”, comenta.

Overeem
radica en Miami y no cambiaría el estilo de vida que hasta ahora tiene, pues
para él ha resultado muy cómodo y efectivo: “Me encanta vivir en Estados Unidos
y el clima me motiva mucho. En Holanda hace mucho frío y no te quieres ni
levantar de la cama, en cambio aquí solamente te pones la ropa deportiva y
puedes salir a correr y a entrenar”.

A sus 32
años, el ‘Demolition Man’ no tiene en mente ser el embajador de las MMA en
Holanda. “Eso quedó atrás y no pienso volver. El clima en ese lugar es muy
complicado, mi vida está aquí, quiero triunfar en UFC y no me importa lo que
digan los demás”, señala.

A
diferencia de otros peleadores de UFC que buscan hacer crecer las MMA en
lugares en los que todavía no son muy populares, Alistair Overeem está enfocado
en sobresalir y sus objetivos son distintos. Al holandés no le importa la
opinión de los demás y, aunque suena una frase trillada, ‘Reem’ ha sustentado
con hechos sus palabras: “Soy peleador porque me encanta serlo. Está en mi
sangre. Elegí ser un ganador por lo que nunca me daré por vencido”…