Skip to main content

Alessio Sakara, el legionario Italiano

 

Quizás sea poco reconocido por no haber estado nunca cerca de las
peleas centrales en un evento de UFC. Pero el próximo 13 de noviembre tendrá la
oportunidad de hacerse conocido para el público ya que participar del evento co
estelar del UFC 122: Marquardt vs. Okami enfrentándose con el veterano Jorge
Rivera. Aquí está su presentación, el es Alessio Sakara.

 

Su carrera dentro el octágono comenzó hace ya más de 5 años y consta de
6 victorias, 4 derrotas y una pelea sin decisión. Pero recién ahora tuvo la
posibilidad de encadenar 3 triunfos consecutivos y acercarse a los mejores peleadores
de los pesos medianos en sus últimas presentaciones.

 

Allí por sus primeros días en el octágono peleaba en los semipesados,
pero ahora obtuvo grandes resultados peleando en el límite de las 185 libras donde los
retos son muchos para un peleador con el nivel de Sakara.

 

“La pelea con Rivera será muy complicada. Es un peleador muy duro y,
sobre todo, muy experimentado. Seguramente daremos un combate entretenido.
Ambos nos quedaremos allí tirando golpes y uno de los dos saldrá noqueado.
Espero que sea él”, comenta el italiano.

 

Entrenando bajo el ala del equipo American Top Team, tiene grandes
compañeros que le ayudan a pulir sus defectos, tal es el caso de Thiago Alves,
Rich Attonito y Thiago Silva. Junto a ellos entrenó para su última pelea ante
James Irvin.

 

“Me siento mal por la forma en que terminó esa noche, quería que fuese
por un nocaut limpio, pero fue algo muy confuso, él no se mostró para nada
bien. No quiero faltarle el respeto, pero se notó que no estaba para los
medios, fui más rápido y tuve más precisión, por eso le gané”, recuerda Sakara.

 

Con esa victoria, su tercera consecutiva tras las que había conseguido
sobre Joe Vedepo y Thales Leites, comenta que esperaba un combate más
importante para esta altura del año, pero cree que necesita más victorias para
ganarse el respeto que merece.

“Debo reconocer que quería un rival de perfil más alto, pero no quiero
desprestigiar a Jorge ni mucho menos. Será una pelea muy dura, pero me siento
preparado para más. Me encantaría pelear con Michael Bisping, respeto lo que
hizo en Inglaterra por las MMA y por eso me gustaría pelear allí con él”,
explica.

 

Y continúa: “Espero ser el encargado de hacer en Italia lo que hizo
Michael en su país, sería un sueño cumplido para mí entrar a pelear frente a mi
gente y conseguir un triunfo allí”, concluye ilusionado.

 

Sakara fue boxeador profesional y obtuvo 8 victorias en igual cantidad
de presentaciones, cuando tomó la decisión de pasar a las artes marciales
mixtas parece haber tomado el camino correcto. Su objetivo está en el cinturón
de los pesos medios de UFC y por eso necesita una victoria ante Jorge Rivera.

 

El perfume de nocaut se siente desde ahora para este combate que
promete ser una guerra, ninguno de los dos dejará nada al azar y saldrán a
brindarnos un espectáculo como pocos saben darlo. Puede que gane Rivera, pero
también puede que gane Sakara, pero no habrá sorpresas si con su brazo en alto
sale del octágono un peleador con la leyenda “Legionario” sobre su espalda.