Skip to main content

Aldo retiene contra Florian

72
544x376

Normal
0

false
false
false

EN-US
X-NONE
X-NONE

/* Style Definitions */
table.MsoNormalTable
{mso-style-name:"Table Normal";
mso-tstyle-rowband-size:0;
mso-tstyle-colband-size:0;
mso-style-noshow:yes;
mso-style-priority:99;
mso-style-qformat:yes;
mso-style-parent:"";
mso-padding-alt:0in 5.4pt 0in 5.4pt;
mso-para-margin:0in;
mso-para-margin-bottom:.0001pt;
mso-pagination:widow-orphan;
font-size:11.0pt;
font-family:"Calibri","sans-serif";
mso-ascii-font-family:Calibri;
mso-ascii-theme-font:minor-latin;
mso-fareast-font-family:"Times New Roman";
mso-fareast-theme-font:minor-fareast;
mso-hansi-font-family:Calibri;
mso-hansi-theme-font:minor-latin;
mso-bidi-font-family:"Times New Roman";
mso-bidi-theme-font:minor-bidi;}

Kenny Florian desaprovechó una nueva oportunidad en su carrera
profesional al caer por decisión
unánime frente al campeón de los pesos pluma,
José Aldo,
quien defendió su título por segunda oportunidad en el UFC 136.
Ya son tres las chances de oro que el peruano americano ha dejado pasar y la
decepción debe ser enorme para este renombrado atleta.

El retador tuvo un arranque promisorio, dictando el ritmo
del combate durante el primer asalto. Acorraló al brasileño contra las rejas y
utilizó el clinch y el boxeo
sucio para herir la humanidad de su oponente.
Los derribos
fueron parte fundamental de su estrategia en el primer asalto, pese a que el
campeón fue escurridizo para incorporarse nuevamente en escasos segundos. Con
el sonido de la chicharra finalizaba el primer round con una aparente ventaja
en las tarjetas para Kenny Florian.

A José Aldo le tomó un round acomodarse a la
distancia y encontrar su ritmo. En el segundo asalto las acciones se equilibraron
y el campeón comenzó a conectar con sus
patadas bajas. Los derribos de Florian ya no
tenían la misma intensidad y explosividad del primer asalto y el cansancio comenzaba a hacer
mella en el retador. A Florian se lo vio letárgico en los últimos rounds y eso puede tener que ver con
la deshidratación extrema a la que fue sometido para llegar al límite
reglamentario de peso de la categoría (145lbs). 

Cuando el combate fue a la lona, el campeón fue puro
oficio y dominó a discreción al veterano. Concretó la montada
en dos oportunidades y castigó con sus codazos desde esa posición, dándole al retador un poco de
su propia medicina.

El combate de semifondo de la noche fue parejo pese a que tuvo un claro
ganador, José Aldo que se mostró satisfecho con su rendimiento: 

¨Todo resultó genial. Kenny es un luchador muy
estratégico, un hombre inteligente y experimentado. Yo tenía que entrar e
imponer mi juego. La próxima vez daré un mejor show para todos los fans¨.

Aldo respetó en demasía a su oponente y no jaló el
gatillo cuando se presentaron las oportunidades. Su estrategia fue conservadora
y especuló con el desgaste de su rival. Dicho esto, al campeón le alcanzó con
su oficio para llevarse una cómoda victoria frente a un rival que le dio
batalla en los primeros dos asaltos.

La expresión corporal del finalista de la primera
temporada del reality show ¨The
Ultimate Fighter¨ en el momento de la
finalización del pleito, dio claras muestras de su decepción y anticipó lo que confirmaron las tarjetas. Un
golpe devastador que será difícil de asimilar y que lo pone al borde del retiro
teniendo en cuenta que, a sus 36 años, seguramente ya no tendrá otra chance
titular en su carrera.